La brecha digital

La brecha digital, un mecanismo de exclusión social y
una oportunidad para reinventarnos como sociedad

Las desigualdades socioeconómicas dificultan el acceso a las TIC´s y a internet, tanto en hogares como en empresas y áreas geográficas específicas. Es lo que se conoce como brecha digital. Esta diferencia entre unas poblaciones y otras se ve reflejada en que solo el 53.6% de la población mundial tiene acceso a internet, según un estudio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), agencia de las Naciones Unidas para la Comunicación y las Nuevas Tecnologías del año 2019.

 

Datos de la UIT referente a “Personas con acceso a internet desde 2005 hasta 2019”
https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Pages/stat/default.aspx

 

En el caso concreto de España el Instituto Nacional de Estadística (INE), en octubre de 2019, realizó una encuesta sobre equipamiento y usos de tecnologías de información y de comunicación en los hogares. Allí menciona que el 9.2% de los hogares con niños no cuentan con acceso a internet, lo que representa alrededor de 100.000 hogares que no pueden acceder a este servicio en el territorio nacional. Además, debido a la crisis del Covid-19, actualmente estas cifras se acentúan afectando el desarrollo de las actividades académicas, económicas y sociales.

Datos del INE de la nota de prensa del 16 de octubre de 2019  https://www.ine.es/prensa/tich_2019.pdf

 

Dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en el objetivo número nueve, la innovación y el progreso tecnológico son fundamentales para conseguir soluciones a los actuales desafíos económicos y medioambientales de la humanidad. En este contexto y ante los retos que se plantean, la Asociación MIRA España ve la oportunidad de incorporar entre sus fines estratégicos la transformación y el empoderamiento digital, tomando acciones que nos lleven a garantizar la accesibilidad a la red y que permitan, a su vez, desarrollar habilidades tecnológicas. De esta forma se pretende sumar esfuerzos para liderar y apoyar iniciativas para la incorporación de estas medidas en el sistema de protección social, encaminando nuestra actividad a reducir la brecha digital y la vulnerabilidad social.

La reducción de desigualdad ha de contemplar la mitigación y descenso de dependencias. Nos referimos a profundizar en buenas prácticas de uso las herramientas digitales, sobre todo en cuanto a la población menor edad, cuya condición de personas en desarrollo les confiere un grado mayor de fragilidad frente a estas posibles adicciones, llegando incluso a ser obstáculo de su progreso integral.

https://compromiso.atresmedia.com/levanta-la-cabeza/actualidad/ninos-hiperconectados-a-internet-por-coronavirus_202004175e998872e4f6910001f355ae.html

 

Deseamos reducir una brecha sin generar un problema adicional. Por ello, sugerimos a los gobiernos autonómicos y a los Ministerios de Derechos Sociales y de Educación, que, a la vez que se proporciona el acceso a la NTICs -Nuevas tecnologías informáticas y de comunicaciones-, se diseñen pedagogías explicativas para que tanto madres, padres, tutores e infancia se vean acompañadas en esta acelerada transición. Poder conectar ahora es tan relevante como saber desconectarse.

Abordar la ciber-adicción desde una perspectiva preventiva, como recomiendan algunas pediatras expertas, es fundamental para la reinvención de nuestra nueva normalidad.

 

Referencias

INE, 2019.  Notas de prensa, 16 de octubre de 2019. Disponible en: https://www.ine.es/prensa/tich_2019.pdf (Ultimo acceso 16 de julio de 2020)

Terán Prieto A.

Ciberadicciones. Adicción

a las nuevas tecnologías (NTIC). En: AEPap

(ed.). Congreso de Actualización Pediatría

  1. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2019.

https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/congreso2020/153-166_Ciberadicciones.pdf

UIT, 2020. Individuals using the internet 2005-2019. Dispoinble en: https://www.itu.int/en/ITU-D/Statistics/Pages/stat/default.aspx (Ultimo acceso 16 de julio de 2020)

 

Facebook
Twitter
YouTube